Unos muñecos idénticos a bebés reales son furor en EE.UU. Ya hay parejas que los encargan con rasgos personalizados y pagan mucho dinero para "adoptarlos".
En épocas de viajes que exceden el paisaje del sistema solar, las discusiones éticas sobre la clonación de embriones humanos y la posbilidad cada vez más cercana de engendrar hijos de diseño, esto puede parecer un juego de niños, sin embargo es más que eso. Es moda en Estados Unidos, furor encendido entre sus fanáticos y signo por lo menos curioso de los tiempos.

Los llaman bebes de juguete, muñecos renacidos, o ángeles renacidos, y estos nombres magnifican sus características centrales. Se tratan en realidad de muñecos de plástico, bastante tradicionales, que diferentes artistas de este hobbie desarman para poder darles apariencia humana. Una vez que desguazaron estos bebotes de juguete, comienzan a trabajar con un sistema que se repite y al que le vuelcan todo su talento.

Primero, le quitan la pintura original y los vuelven a pintar con lacas especiales. Usualmente los cubren con distintas capas, siendo una de ellas un fondo azul que servirá más tarde para simular venas. Después, con otro producto específico, le dibujan las uñas. Le sacan los ojos y los suplantan por réplicas demasiado inquietantes. Para el pelo usan en no pocas ocasiones, cabello humano al que injertan manualmente. Los pliegues de la piel, la tonalidad dominante, las cejas, entre otros detalles son terminados con paciencia y según los especialistas más famosos, con mucho amor.

Lo cierto es que creo que los muñecos son de lo más desagradable, paracen niños muertos,si quierne tener niños que los tengan pero que la natalidad baje porque la gente adopte estos muñecos! Increíble!
Yo no podría tener uno...son peores que Chucky. Q mal rollo me dan! No me digan que el bebé de la segunda foto no es igual que Juanjo Ballesta, "El Bola"